Fases del software



Pre-alfa

La fase conocida como pre-alfa se publica a veces antes del lanzamiento de una versión alfa o beta. En contraste con la versión alfa y las versiones beta, la pre-alfa no tiene sus características completas. Los diseñadores todavía están determinando en esta etapa exactamente qué funcionalidades debe tener el producto. Tales etapas se pueden llamar también development releases o nightly builds.

Alfa

Para otros usos de este término, véase Alfa (desambiguación).
La versión alfa de un producto es una etapa en la cual el equipo de desarrollo decide que implementa todas las funcionalidades especificadas en los requisitos. Es la primera versión del programa, la cual es enviada a los verificadores para probarla.
Algunos equipos de desarrollo utilizan el término alfa informalmente para referirse a una fase donde un producto todavía es inestable, aguarda todavía a que se eliminen los errores o a la puesta en práctica completa de toda su funcionalidad, pero satisface la mayoría de los requisitos.
El nombre se deriva de alfa, como se sabe, la primera letra en el alfabeto griego.

Beta

Una versión beta o lanzamiento beta representa generalmente la primera versión completa del programa informático o de otro producto, que es probable que sea inestable pero útil para que las demostraciones internas y las inspecciones previas seleccionen a clientes. Algunos desarrolladores se refieren a esta etapa como inspección previa (preview) o como una inspección previa técnica (technical preview [TP]). Esta etapa comienza a menudo cuando los desarrolladores anuncian una congelación de las características del producto, indicando que no serán agregadas más características a esta versión y que solamente se harán pequeñas ediciones o se corregirán errores. Las versiones beta están en un paso intermedio en el ciclo de desarrollo completo. Los desarrolladores las lanzan a un grupo de probadores beta o betatesters (a veces el público en general) para una prueba de usuario. Los probadores divulgan cualquier error que encuentran y características, a veces de menor importancia, que quisieran ver en la versión final.
Cuando una versión beta llega a estar disponible para el público en general, a menudo es utilizada extensamente por los tecnológicamente expertos o familiarizados con versiones anteriores, como si el producto estuviera acabado. Generalmente los desarrolladores de las versiones betas del software gratuito o de código abierto los lanzan al público en general, mientras que las versiones beta propietarias van a un grupo relativamente pequeño de probadores. En febrero de 2005, ZDNet publicó un artículo acerca del fenómeno reciente de las versiones beta que permanecían a menudo por años y que eran utilizada como si estuvieran en nivel de producción [1]. Observa que Gmail, igual que las noticias de Google, por ejemplo, han estado en beta por un período de tiempo muy largo y no saldrán del estado beta a pesar del hecho de que se han utilizado extensamente. Esta técnica puede también permitir a un desarrollador retrasar el ofrecimiento de apoyo total o la responsabilidad de ediciones restantes. Los receptores de betas altamente propietarias pueden tener que firmar un acuerdo de no revelación.
Como esta es la segunda etapa en el ciclo de desarrollo que sigue la etapa de alfa, esta se nombra como la siguiente letra griega beta.

Versión candidata a definitiva

El término candidata a definitiva o candidata para el lanzamiento (si traducimos más literalmente desde el término en inglés, release candidate) se refiere a un producto final, preparado para lanzarse como versión definitiva a menos que aparezcan errores que lo impidan. En esta fase el producto implementa todas las funciones del diseño y se encuentra libre de cualquier error que suponga un punto muerto en el desarrollo. Muchas empresas de desarrollo utilizan frecuentemente este término. Otros términos relacionados incluyen gamma, delta (y tal vez más letras griegas) para versiones que están prácticamente completas pero todavía en pruebas; y omega para versiones que se creen libres de errores y se hallan en el proceso final de pruebas. Gamma, delta y omega son, respectivamente, la tercera, cuarta y última letras del alfabeto griego.

Versión de disponibilidad general

La versión de disponibilidad general (también llamada “dorada”) de un producto es su versión final. Normalmente es casi idéntica a la versión candidata final, con sólo correcciones de último momento. Esta versión es considerada muy estable y relativamente libre de errores con una calidad adecuada para una distribución amplia y usada por usuarios finales. En versiones comerciales, puede estar también firmada (usado para que los usuarios finales verifiquen que el código no ha sido cambiado desde su salida. La expresión de que un producto “se ha dorado” significa que que el código ha sido completado y que “está siendo producido masivamente y estará en venta próximamente”.
El término “dorado” se refiere anecdóticamente al uso del “disco maestro de oro” que fue frecuentemente usado para enviar la versión final a los fabricantes que lo usan para producir las copias de venta al detalle. Esto puede ser una herencia de la producción musical. En algunos casos, sin embargo, el disco maestro está realmente hecho de oro, tanto por apariencia estética como por resistencia a la corrosión.
Microsoft y otros usan el término “release to manufacturing” (RTM) para referirse a esta versión (para productos comerciales como Windows XP, tal como “Build 2600 is the Windows XP RTM release”), y “release to Web” (RTW) para productos libremente descargables.

Estable/inestable

En la programación de código abierto los números de las versiones, o los términos estable e inestable, normalmente distinguen las fases del desarrollo. En el pasado, el núcleo Linux usaba el número de versión para denotar si una versión era estable o inestable. En efecto, las versiones estaban formada por cuatro números, separados por un punto. Una cifra impar en el segundo número de la versión indicaba una versión inestable. Hoy en día ya no se usa esta convención, y todas las versiones son estables independientemente del número de versión. En la práctica el uso de números pares e impares para indicar la estabilidad de un producto ha sido usado por otros muchos proyectos de software libre.

Este concepto también se aplica al software empaquetado en algunas distribuciones Linux como Debian, de modo que existe una rama o conjunto de paquetes considerados estables y otra rama considerada inestable. Esta última rama aporta versiones de programas más recientes que la estable pero que no están tan probados.

~ por jabvie en abril 15, 2011.

 
A %d blogueros les gusta esto: